BALNEARIO DE ARCHENA. MURCIA.

Algunos balnearios son buenos, otros son mejores, unos pocos son maravillosos y del Archena es... lo siguiente. Cerca del casco urbano de la tranquila localidad murciana se halla este remanso de paz y lujo asequible al alcance de todo el mundo. No solo cuenta con piscinas termales abiertas al público y con gran capacidad, sino también con una zona de spa llamada Termalium en la que brilla con luz propia la estufa Archena, un baño turco delicioso.

Uno puede disfrutar del balneario de Archena sin estar alojado en los hoteles del complejo termal, pero recomiendo la experiencia de alojarse allí para relajarse al máximo nivel. Además cuenta con un centro de tratamientos de salud impresionante. Particularmente relajante es el masaje Archena, exclusivo del Balneario. El entorno es un vergel y los edificios glamourosos al estilo Vichy.


A poco más de tres horas de Madrid y a un paso de la masificada costa murciana se halla este paraíso imprescindible para los amantes de los placeres selectos. Por cierto que los precios de cafetería y restaurante están ajustados al máximo.


En cuanto a las aguas, son ideales para tratamientos de músculos y huesos. Existen programas especializados y con un equipo médico de altura.


Toda la información muy detallada y con interesantes ofertas en:


http://www.balneariodearchena.com/


Que conste que he estado en muchos balnearios pero éste es un punto y aparte.

BALNEARIO MARINA D'OR. CASTELLÓN.

Efectivamente, la publicidad no miente. Se trata de un enorme balneario de agua marina y no un simple spa. Aquí se puede disfrutar de los beneficios de la talasoterapia de forma lúdica durante tres horas por 34 euros, tiempo más que suficiente para gozar de unas grandiosas instalaciones de ambientación muy cuidada y de dimensiones no vistas en territorio nacional. Hay mucho espacio y en ningún momento se percibe sensación de agobio. Hay que destacar que el precio es muy competitivo, sobre todo teniendo en cuenta que muchos hoteles españoles venden a precios muy similares una hora de estancia en un spa casero que hace el ridículo ante este derroche de espacio donde pueden solazarse familias enteras sin necesidad de usar gorro de baño, ya que el agua se renueva cada dos horas. Los clientes del hotel de cinco estrellas de Marina D'Or pueden usar este balneario gratuita e ilimitadamente y esa es una interesante opción si nos vamos a quedar varios días. Ojo porque también hay la posibilidad de contratar de modo extra el acceso a la zona VIP, lo que da acceso a unos baños de barro y pomelo, junto con saunas más potentes y jacuzzis temáticos y bebidas refrescantes gratuitas.

Ojo porque se trata de un balneario científico con servicios médicos y no únicamente tratamientos de salud y belleza, de modo que tendremos a nuestra disposición toda una gama de tratamientos indicados para ciertas dolencias además de los clásicos que también ofrecen algunos spas. Lo bueno es que los precios son contenidísimos y además hay ofertas muy apetecibles, con lo que te puedes dar un tratamiento diario sin que duela el bolsillo. 


Para los aficionados a los baños de mar es un lugar imprescindible durante la temporada en la que la climatología no favorece tomarlos en la playa. Normalmente los beneficios de la talasoterapia se perciben después de varias sesiones.


Las indicaciones de temperaturas y tiempos de uso están muy claros en todo momento. Puedo destacar que el baño turco es de los mejores que conozco y se encuentra tan calentido como debe ser. La decoración ayuda disfrutar con alegría de un circuito muy bien diseñado y en el que el tiempo se pasa muy rápido.


Toda la información detallada en este enlace.

HOTEL CON SPA EN BARCELONA.

Poder hospedarse en el centro financiero de Barcelona con todas sus comodidades, y tener un spa en el mismo edificio para relajarse tras un duro día de paseo (o de trabajo), puede parecer un lujo al alcance de pocos. Un lujo sí, pero no para tan pocos, porque el Meliá Barcelona Sarrià ofrece alojamiento desde 140 euros casi al lado de la Avenida Diagonal, con un centro de bienestar que es casi un oasis de tranquilidad en medio de la agitación de la zona.

La ubicación del hotel es recomendable tanto para quién viaja a Barcelona por turismo como por negocios, aunque está en un distrito más frecuentado por visitantes profesionales. Una zona con varios centros comerciales y tiendas exclusivas, que atrae también al turismo de compras. Sobretodo porque está a solo 5minutos en taxi de la estación de AVE Sants, que conecta la ciudad a Madrid en poco más de 2 horas y media. El aeropuerto también está relativamente cerca, a unos 20 minutos en coche más o menos.

El hotel está decorado con elegancia, y ofrece habitaciones espaciosas y con un acabado exquisito. Son 333 habitaciones en total, algunas de ellas especiales como las familiares (para 2 adultos y 2 niños) y las "The Level", que se encuentran en zonas especiales del hotel y con vistas privilegiadas. Cuenta con una carta de servicios bastante variada, que incluye desde conexión wifi en todo el hotel, hasta un servicio de secretariado internacional, pasando por traslados al aeropuerto, niñera y otros.

Pero quizás lo más seductor de Sarrià sea el spa del hotel: YHI Wellness. Ofrece un circuito con sauna, baño turco, piscina climatizada, cromoterapia y otras atracciones típicas de un spa, además de masajes de diferentes tipos y tratamientos de belleza corporales y faciales. También hay una zona de fitness, con un gimnasio 24 horas suficiente para mantener la forma durante el viaje. Poder salir de una calle ajetreada de una gran ciudad como Barcelona y poder entrar en un sitio tan silencioso aumenta aún más la sensación de bienestar que el propio spa proporciona.



La oferta hotelera de Barcelona es sin duda muy variada, y el tamaño de la oferta a veces dificulta la elección. Así que para los que les cuesta elegir, el Meliá Barcelona Sarriá es un sitio con tantos pequeños detalles agradables que le hacen especial por muchos motivos, incluyendo su spa.

HOTEL RURAL CON SPA EN ASTURIAS




















El Hotel Spa Villa de Mestas se encuentra situado en la comarca de los Picos de Europa, a diez minutos de Cangas de Onís y Covadonga. Se trata de un moderno hotel rural de tres estrellas y gestión familiar. No es solo un hotel rural ni un hotel con spa sino bastante más de lo que podamos imaginar a primera vista. La ubicación es tranquila y privilegiada, con espléndidas vistas. Tiene todo lo que el viajero necesita para una estancia óptima, ya que cuenta con un restaurante bueno y barato, de forma que no sea necesario desplazarse a disfrutar de las excelencias de la cocina asturiana tradicional.






















Lo que vemos en la foto no es el Spa sino la piscina, toda una delicia para los niños y no tan pequeños, ya que cuenta con un largo tobogán digno de un Aquapark. En el Villa de Mestas los mayores pueden relajarse mientras sus chicos lo pasan en grande con instalaciones pensadas para toda la familia. Por cierto que hay wifi gratis, como debe ser. Otro detallito extra es una ruta de senderismo gratuita para los clientes del hotel.






















Esto sí que es el Spa, con luz natural y vistas al frondoso verde de las montañas cantábricas. Cuenta con baño turco y piscina, amén de tumbonas calientes para el relax. El circuito hidrotermal va incluido como regalo en las numerosas ofertas del hotel. Por supuesto que hay una variada gama de tratamientos de salud y belleza para él y para ella.

  



















Curiosamente estamos hablando de uno de los hoteles con Spa más asequibles de la península. Un detalle muy importante es que el Villa de Mestas ofrece actividades de tiempo libre con su propia empresa de turismo aventura, incluyendo el descenso del Sella en canoa y con un servicio líder. Sin salir del hotel se pueden reservar paseos en quad, rutas de espeleología e incluso la ruta del Cares.


Toda la información mucha más detallada y reservas online en


http://www.villademestas.com

Kaiser-Friedrich-Therme. ALEMANIA.

La ciudad alemana de Wiesbaden es todo un ejemplo de refinamiento arquitectónico y sus habitantes dicen que allí en vez de aire se respira champán. Las termas Kaiser Friedrich se encuentran justo en el cogollo de la ciudad, un poco escondidas y no son muy sencillas de encontrar porque la señalización es una auténtica chapuza, con lo que te lías para hallarlas y más vale llevar un GPS. Ojo porque aparcar cerca es carillo aunque hay un parking concertado que ofrece tarifas especiales. El edificio por fuera parece muy discreto pero por dentro ya es otra cosa.

La experiencia de este spa urbano con estilo imperial cuesta tres euros y medio por hora y con dos horas ya basta, puesto que no hay que excederse. La dirección de las termas recomienda el baño en pelota picada y no prohibe el bañador pero sí lo desaconseja.  Como seguro que no me iban a denunciar, opté por el pudoroso traje de baño, más que nada porque me salía de las narices y punto. Por supuesto que los hay que te miran mal pero que les den morcilla. Si el lector no tiene inconveniente en despelotarse, es su elección.

Tras unos primeros minutos de desconcierto sintiéndome como un pulpo en un garaje entraron parejas de turistas que hacían lo mismo que yo y ya me encontré más agusto.

Las instalaciones son muy chulas, tanto como en la foto, pero el sitio es muy pequeño y está a tope de gente. Las aguas son hipertermales y adecuadas para reumatismos y problemas articulares. Ya los romanos disfrutaban aquí de baños a 67º y en 1913 las termas recuperaron su antiguo esplendor, con una reciente remodelación a finales del siglo XX.

Hay un plan recomendado para ir disfrutando del spa pero está únicamente en alemán, lo que es una pena. Por lo demás tienes que ir circulando con calma porque algunas salas se hallan atestadas.

Podemos descargar el folleto en inglés en esta dirección.

Me temo que este no es el típico spa para parejas, aunque se ven algunas.

BAD WORISHOFEN. ALEMANIA.

No hay truco. Lo que se ve en la imagen es lo que te encuentras si vas a las termas de Bad Worishofen, situadas casi a medio camino entre Munich y Memmingen, con excelentes accesos desde la autopista y ubicadas en las afueras de la población.

El parking es inmenso y el lugar promete bastante ya desde fuera. Por dentro no decepciona en absoluto porque la infraestructura está construida a capricho. Parce un Port Aventura de los Balnearios. Son doce euros por persona lo que vale pasar un par de horas en estas termas que presumen de ser de lo mejorcito del país y probablemente del mundo. A su lado el Caldea andorrano parece tercermundista. Una vez dentro te lo pasas de miedo porque hay un ambiente excelente y una enorme cantidad de piscinas de todos los tamaños, incluyendo acceso al exterior y jacuzzis. El programa de animación es muy ameno y puedes participar en actividades divertidas. Para acceder a la zona de saunas hay que abonar 8 euros extra, lo cual no hice, pero probablemente merezca la pena. De todos modos también tienes accesible un baño turco en el que te proporcionan sal para que te frotes el cuerpo con ella. Un baño con calcio y otros sulfurosos completan la experiencia. Tienen hasta un bar dentro de la piscina en el que curiosamente sirven alcohol. El restaurante ofrece platos generosos y muy baratos y el complejo incluye tiendas especializadas. Todo un puntazo.

Los que estén viajando por la llamada ruta romántica tienen el balneario a tiro de piedra y no deberían perderselo. Además ofrecen una zona para niños llamada Bluefun, con todos los atractivos de un aquapark y uno puede secarse en las tumbonas iluminadas con infrarrojos. Generalmente no conviene ducharse después de un baño termal para aprovechar mejor las propiedades del agua. Por cierto que sales con una sensación de finura en la piel muy peculiar.

Las informaciones las tenemos en http://www.therme-badwoerishofen.de/


A menos de una hora de Munich es una propuesta sorprendente y que te deja de maravilla. Como actividad para el invierno es una gozada.

BADEN BADEN. ALEMANIA.


No se entiende muy bien cómo muchos Spas españoles cobran 30 euros por un acceso al circuito termolúdico cuando en la meca de los balnearios se paga 14 euros por persona por dos horas de disfrute. Así son las cosas. Baden Baden está en la región de la Selva Negra y muy cerca de la frontera francesa. Desde Estrasburgo se llega en dos patadas.

Eso sí, hay que llevar zapatillas, toallas y albornoz de casa porque allí no te dan nada; puedes alquilar pero no compensa.

Las termas de Caracalla en Baden Baden son una auténtica gozada y uno no puede marchar de la ciudad sin probarlas. No nos dan ninguna indicación terapéutica y la instalación cumple las funciones de Spa popular. No hace falta llevar gorro de baño y vale cualquier bañador para los hombres, no como en Francia, donde te obligan a llevar braga náutica en lugar de gayumbos.

Si bien la extensión del balneario no es muy grande, hay varios servicios originales como el baño turco con aromas o el vaporarium de agua salada, además de las tumbonas bajo rayos infrarrojos. Sí hay indicaciones para limitar el tiempo de permanencia en las piscinas, que cuentan con agua muy caliente y que puede afectar en caso de excesos.

La piscina con chorros a presión tiene una presión de agua desmesurada y casi te lastimas si no andas con cuidado. Hay zona interior y también piscina exterior. El suelo no resbala nada y puedes ir sin zapatillas, lo que es de celebrar. Abundan las tumbonas, que teóricamente no se pueden reservar aunque la gente sigue marcando su lugar con una toalla del mismo modo que gatos y perros marcan el territorio con la orina.

Recomiendo ir antes de la comida o la cena y echar una siesta reparadora después porque el agua relaja una barbaridad y más bien nos deja exhaustos. No por mucho remojarse nos encontraremos mejor y conviene combinar el calor del agua con cortas duchas frías para activar la circulación. Lo ideal es ir varias veces. Por cierto que hay una muy buena cafetería con precios razonables y el personal es muy atento.

Toda la información en alemán, francés e inglés en http://www.caracalla.de/, con un diseño algo anticuado pero útil.

ORENSE, CIUDAD TERMAL



La ciudad de Orense es todo un caso especial en el termalismo nacional. Estamos ante el Karlovy Vary español, una especie de Budapest a la gallega. Aquí las aguas termales son gratis para todos los ciudadanos y encima hay instalaciones de spa a coste muy reducido. Orense cuenta con una ruta termal urbana que puede ser recorrida tranquilamente haciendo altos para disfrutar de baños calentitos en cualquier época del año.

No se puede decir que la ciudad haya sabido promocionar esta diferencia que la hace única en la península. Además la planta hotelera de Orense tampoco está a la altura, ni mucho menos, salvo excepciones contadas.

Las instalaciones de pago son las Termas da Chavasqueira y las Termas de Outariz, ambas con webs bastante malas y cuyos contenidos informativos aparecen en blogs. Los precios de acceso son muy baratos, en torno a los cinco euros, la mitad o menos que en Baden Baden, Badenweiller o Bad Krozingen, que ya son regaladas para lo que se recibe a cambio. Los tratamientos también ostentan tarifas bajísimas en relación con los spas privados. El estilo imperante es el japonés, todo un lujazo.

La ruta termal puede hacerse con un trenecito de carretera a menos de un euro el viaje, aunque recomiendo caminar. Las aguas son hipertermales y muy adecuadas para tratamiento de problemas reumatológicos y dermatológicos. Conviene llevar toallas de casa y el albornoz no estorba.

Encontraremos información detallada en este enlace.

El plano de la ruta termal lo veremos a tamaño natural si pulsamos sobre él.

En cuanto al alojamiento recomendado, lo mejor es el hotel Eurostars Auriense, con tarifas muy competitivas.


Recomiendo descargarse esta revista en formato pdf que ofrece una enorme cantidad de información muy completa sobre la provincia.


Para los viajeros que procedan de Madrid, Barcelona, Zaragoza o Lleida puede ser muy recomendable hacer el viaje en tren nocturno desde su ciudad a Orense. Se sale de noche y se llega por la mañana, con lo que aprovechamos mejor un fin de semana. La vuelta se hace con el mismo sistema o en tren diurno. Los de provincias cercanas lo tienen más cómodo en coche. La ciudad de Orense es pequeña y los viajes en taxi salen baratos. En cuanto al tema de la comida, esto es Galicia y ya está todo dicho.


Orense puede ser una escapada diferente a todo lo conocido.

HOTEL BALNEARIO EN ZARAGOZA.



Paracuellos de Jiloca está al lado de Calatayud, con su Ave y su autovía, a dos horas de Madrid y una de Zaragoza, con muy buena comunicación pero en un entorno rural de relax y naturaleza. Aquí se encuentra uno de los balnearios más singulares del territorio nacional, con un excelente hotel de tres estrellas recientemente remodelado y que cuenta con la "Q" de calidad que reconoce su nivel de excelencia. Aquí la gente viene a remojarse por placer en las peculiares aguas sulfuradas del balneario, que tienen grandes propiedades para tratamientos de piel, vías respiratorias y reumatismos. Estas aguas son mineromedicinales y no agua del grifo calentada, como ocurre en los spas convencionales. No obstante, aunque podemos elegir entre numerosos tratamientos de salud y belleza , también podemos limitarnos al circuito termal que nos dejará relajadísimos. Incluso tienen productos termales propios y exclusivos del balneario.



Los dormitorios del hotel son rabiosamente modernos y contemporáneos, pero la cosa no se queda ahí porque la web del balneario rebosa de información interesante. Imprescindible hacer una visita para convencerse. Hay que tener en cuenta que ofrecen el wifi gratis, que siempre es de agradecer. Lo mejor es echar una ojeada a las muy interesantes ofertas que renuevan frecuentemente. Por cierto que si viajas en tren te ofrecen gratis los traslados de llegada y salida a la estación de Calatayud.



Para hacernos una idea de lo que nos espera podemos echar un vistazo a las fotos de este estupendo balneario de Aragón, con un convincente motor de reservas online que se ajusta a las necesidades de cada cliente.

Toda la información en http://www.balneariodeparacuellos.com

Recomiendo dedicar un par de minutos a este interesante video que nos lo deja todo muy claro. El hotel tiene blog propio y está en Facebook.


TALASOTERAPIA EN GALICIA


El Hotel Bienestar Moaña Talasso Spa se encuentra en un paraje privilegiado, en la península de Morrazo y junto a la ría de Vigo. El panorama es de los que impresionan, con la playa al lado. Se trata probablemente del mejor hotel con talasoterapia de toda Galicia y además ofrece precios muy democráticos para lo que se suele estilar en este tipo de establecimientos. Estamos hablando de un cuatro estrellas flamante con decoración de diseño y equipamientos de vanguardia a tarifas ultracompetitivas, tanto en alojamiento como en tratamientos y restaurante. El cóctel es de lo más atrayento porque el lugar lo tiene todo.

Los servicios del centro de talasoterapia pueden disfrutarse incluso sin alojamiento en el hotel, con promociones especiales de dos por uno entre semana para el circuito termal. Ojo porque no es un spa del montón sino un complejo de 2500 metros cuadrados para cuidarse y mimarse. Los tratamientos se basan en el uso de agua marina junto con algas y lodos. Hay programas para un día y también para una semana.


Obviamente la parte gastronómica no se ha dejado de lado precisamente. Estamos en Galicia y la pasión por el buen comer se presupone. El hotel cuenta con un restaurante de nivel, Fonte das donas, especializado en cocina muy gallega con un toque de modernidad pero sin pasarse de la raya, ya que aquí el género es de primera y no hace falta disfrazarlo. Recomiendo el menú marinero por su excelente precio y su óptima calidad; el arroz marinero está soberbio y va acompañado de aperitivo, entrante y postre.

Hay muchas más cosas que hacer en Moaña y entre otras podremos hacer una divertida excursión a Vigo en barco de línea regular. En temporada de verano hay excursiones a las islas Cíes y a la isla de Ons. Los aficionados al golf deben contar con el hotel Bienestar Talasso Moaña porque disponen de un campo concertado.

Casi se me olvidan dos detalles importantes. Por un lado hay wifi gratis y eso siempre es de agradecer. Por otra parte el hotel tiene sólo 51 habitaciones y eso le permite dar un trato muy personalizado, al estilo de un verdadero "boutique hotel". Por unos 100 euros una pareja tiene alojamiento, desayuno y club termal incluido, cosa que se ve muy poco por ahí.


Toda la información y reservas del Hotel Bienestar Moaña.

HOTEL CON SPA EN SALAMANCA


A sólo una hora de Salamanca y a dos patadas de Madrid se encuentra un hotel que se adapta estéticamente a la zona donde se encuentra. Nos encontramos cerquísima del famoso pueblo de La Alberca y aquí se halla el Hotel Spa Mogarraz. De hecho unos crían la fama y otros cardan la lana, de modo que no son pocos los turistas que visitan La Alberca y desconocen Mogarraz, que es todo un museo de la arquitectura rural y encanta tanto como sorprende.


Las habitaciones son de dimensiones muy generosas. Las más pequeñas ofrecen 24 metros cuadrados y ya son muy cómodas. El que quiera un poco más de espacio y confort tiene a su disposición otros dormitorios con mayores lujos. La decoración es un punto fuerte.


Otro de los puntos fuertes del hotel es su restaurante, muy frecuentado por la clientela local y que cuenta con el cuidado del vino como estandarte. Ojo porque no es el típico "restaurante de hotel" y los precios son asequibles. Por cierto que las carnes de la zona son de altísima calidad y no digamos ya los embutidos.


El Villa de Mogarraz nos ofrece también su Spa Las Batuecas, al precio de 20 euros por persona. Lo podemos conseguir gratis reservando alguna de sus ofertas especiales, ideales para disfrutar en pareja. Por supuesto que el Spa es muy completo, con piscina, sauna, baño turco y cabinas para tratamientos de esos que te dejan como nuevo y a tarifas apetecibles.

El
entorno complementa la oferta de alojamiento y restauración haciendo de este lugar un auténtico "incontournable", como dicen los franceses. Sin duda todo el mundo tiene que pasar por aquí una vez en la vida. Casi se me olvida comentar que los accesos desde Portugal son muy convenientes desde Ciudad Rodrigo y viniendo desde Extremadura podemos llegar a través de Béjar.

Toda la información con reservas online en este enlace.

Cuidadín porque una vez vista la web nos entrarán unas ganas irresistibles de ir hasta allí, ya que convence desde el primer momento...

BAD KROZINGEN. ALEMANIA.


Resulta curioso que la misma palabra que significa "malo" en inglés quiera decir "baño" en alemán. Se trata del vocablo "bad", que también encontraremos en plurar como "baden" y ya se sabe que para baños... Baden Baden.
Pues bien, nada lejos de Baden Baden y en la zona de la Selva Negra,a dos patadas de Alsacia y también de Suiza se encuentra el balneario de Bad Krozingen, con sus aguas riquísimas en ácido carbónico.
Las instalaciones de Spa al alcance de todo el mundo tienen precios que parecen ridículos para lo que pagamos aquí. Por 12 euros tenemos barra libre total de acceso a las piscinas, que son unas cuantas y así nos da tiempo a visitarlas todas, interiores y exteriores.
Como de costumbre en Alemania, te llevas toallas de casa y también zapatillas, a no ser que quieras pagar por el alquiler. El personal habla inglés y francés, aunque no todos los miembros. El complejo termal se llama Vita Classica y se anuncia como de cinco estrellas, las cuales sin duda merece. Las temperaturas del agua son elevadas y recomiendo no exceder los diez minutos de inmersión, alternando con duchas frescas e ingestión de agua para compensar los sudores. Ojo porque un exceso puede bajar la tensión. Hay que tener en cuenta que curiosamente la zona lúdica tiene dos secciones que se pagan por separado; por un lado se accede a las aguas y por otro a la sección de saunas denominada "Sauna Paradise", que tiene suplemento sobre el precio base.
Las instalaciones son de alta calidad y uno puede pasar allí el día tranquilamente. Hay un buen servicio de cafetería y restaurante. En los alrededores hay una excepcional oferta de alojamiento para todos los gustos, con hoteles, pensiones y apartamentos. Bad Krozingen es un claro exponene del termalismo democrático, con una amplitud de instalaciones muy llamativa y una afluencia de público notoria. Tenemos un parque para pasear justo al lado y no de los corrientes. Bad Krozingen cuenta con estación de tren justo al lado y el pueblo es accesible a pie. La zona de aparcamiento es enorme y el parking es gratis para los bañistas.
Toda la información detallada en la web oficial.

HOTEL Y SPA DE 5* EN TOLEDO.



Toledo es una ciudad mítica que todo el mundo debería visitar una vez en la vida. Por Toledo han pasado millones de personas y también varias culturas han dejado su huella indeleble. Hasta hace bien poco las opciones de alojamiento en la ciudad eran escasas y poco adecuadas para una ciudad considerada como Patrimonio de la Humanidad.

El tercer milenio nos ha traido la rehabilitación del Palacio de Buenavista como hotel de cinco estrellas de lujo. El edificio rebosa historia por sus paredes. Baste decir que el proyecto original del palacio se considera obra de El Greco.

Del mismo modo que Dom Perignon es champagne y Rolls Royce simboliza el automóvil de máxima gama, Hilton es por excelencia el hotel emblemático en cualquier obra literaria o cinematográfica que se precie. El Palacio de Buenavista es el hotel Hilton de Toledo, casi nada.




Hoy en día un hotel de esta categoría tiene que ofrecer algo más que unos dormitorios suntuosos, una excepcional atención al cliente y una óptima oferta gastronómica. El Spa del Hilton de Toledo es la guinda al pastel de una experiencia de lujo accesible a todo el mundo. Los clientes alojados en el hotel pueden disfrutar del Spa al precio de 32 euros por persona y los visitantes abonan 35 euros, por supuesto con el préstamo del albornoz, las zapatillas y la toalla incluidos. Para los que residan cerca, el Spa es toda una provocación si quieren quedar como marqueses con la pareja.

El Spa tiene unas generosas dimensiones y una decoración elegante pero nada recargada, todo en un estilo muy "zen", incluyendo salas de relajación. Destaca particularmente el hecho de que haya cinco saunas diferentes, cosa muy poco común en los circuitos hidrotermales de los hoteles.




Nos hallamos ante un Spa de 1500 metros cuadrados que además tiene acceso al jardín del hotel. Encontraremos una descripción completa y detallada en este enlace. La carta de masajes y de tratamientos de estética es amplísima y apetece pegarse el gustazo de sentirse agasajado.

Naturalmente que lo ideal sería aprovechar la ocasión para pasar una noche en este hotelazo. Curiosamente las tarifas son extremadamente asequibles para tratarse de uno de los mejores Hilton de Europa. Por unos 125 euros podemos pasar la noche en uno de los suntuosos dormitorios de 40 metros cuadrados. Por un poco más, digamos 150 euros, tendremos también el desayuno incluido para dos personas. Los precios son por habitación. Las camas son de las king size, es decir, de dos metros de largo por dos de ancho, de las que escasean incluso en hoteles de alta gama. Precios así no se ven en todo el continente. Por un poquito más tendremos el dormitorio de lujo que ya se sale y del cual nos costará muchísimo irnos.



El Hilton Buenavista de Toledo tiene las máximas puntuaciones de la ciudad en Tripadvisor y en Booking.com, no por casualidad precisamente. Por cierto que proponen una selección de interesantes ofertas para disfrutar en pareja, a cual más apetecible y con precios contenidos para que todo el mundo pueda dormir en un Hilton por muy poco más que en un hotel corriente y mucho menos que en cualquier otro hotel de la misma categoría en España.





Recomiendo echar una ojeada a la web oficial del Hilton Palacio Buenavista Toledo. Dentro del hotel nos aguardan sorpresas como sus restaurantes y su piscina panorámica. Por sólo 22 euros podremos comer en el restaurante con servicio mixto de buffet para entrantes y plato principal servido en mesa además de una selección de postres. El brunch de los domingos, a 35 euros, es algo que hay que probar si nos coincide la estancia en fin de semana.

El hotel existe y los precios son auténticos. No es una leyenda urbana aunque el edificio sea legendario.

BALNEARIO DE SOLARES. CANTABRIA.



Acabo de pasar una noche de sensaciones en el Hotel Balneario de Solares y regreso extremadamente sorprendido por lo que me he encontrado. El edificio es de los que impactan a primera vista y por dentro sigue convenciendo, pero lo que más me ha impresionado es la obsesión por la calidad en el servicio y los detalles. Para empezar nos encontramos con un recepcionista eficacísimo y con grandes dotes para las relaciones públicas. Te reciben con una sonrisa y no vas a ver otra cosa hasta que te vayas. El edificio es enorme y sin embargo siempre estás cerca de todo, dada la espléndida distribución de espacios. La decoración es clásica y elegante, sin recargamientos y con una obsesión desmedida por la limpieza que hace que todo brille y reluzca. Hasta los accesos desde el garage a la recepción ostentan el mismo nivel de cuidado.


El hotel es de cuatro estrellas y da un servicio de cinco estrellas gran lujo pero con precios de tres estrellas, así como suena. En toda España hay muy pocos hoteles así y encima tiene un ambiente desenfadado que te hace sentir cómodo desde que cruzas la puerta. Se duerme de maravilla en enormes camas y con una insonorización fabulosa. El espacio abunda y uno no se encuentra como en casa sino mucho mejor.

Las habitaciones son como la de la foto y además tienen un baño antológico en el que cada rincón parece pulido y casi necesitas gafas de sol para no deslumbrarte. En los cuartos de baño te duchas, lavas y bañas con auténtica agua mineral de Solares, que por cierto deja el pelo de lujo y la piel no digamos. La presión en la ducha es excelente y la grifería de Grohe.

Dormir aquí debería ser un lujo inasequible y sin embargo el hotel está al alcance de cualquier mortal a precios muy competitivos.

La noche de sensaciones tiene lugar los primeros viernes de mes y el cupo de clientes admitidos es limitado para disfrutar mejor del espacio Hidrópolis. Durante más de una hora aquello se convierte en un espectáculo de luces, sonidos y sobre todo aromas exóticos que hacen del baño una experiencia sin parangón. Hay que vivirlo para opinar. La temperatura del agua y la ambientación hacen que todo tenga un toque mágico.

La cena en el restaurante es toda una agradabilísima sorpresa. Nada más llegar se descubre que el personal sabe lo que tiene entre manos y es imposible oir un "no" en boca de los camareros, que se mueven con elegancia y agilidad. La cocina debe funcionar muy bien porque los tiempos de espera entre plato y plato son reducidos y en todo momento estamos atendidos con amabilidad y esmero. Particularmente destacable resultó el plato de pescado, que hubiera pedido también como primero y tercero, pero había que saborear un apoteósico solomillo de novilla que estaba sencillamente glorioso. El café del restaurante es de lo mejor que he probado.

En los desayunos el hotel no baja la guardia y ofrece un pan muy destacable; hay productos de la tierra como la quesada pasiega y excelente bollería y repostería, con embutidos de alta calidad y variedad de frutas.

Hacer un hotel así no es tan complicado; lo difícil es hacer que funcione tan bien como éste, con tanta excelencia en el trato al cliente, desde camareras de pisos a personal del restaurante pasando por el botones. Es muy difícil no repetir o no recomendarlo. Lo malo es que después de haber pasado por aquí casi todos los demás sitios parecen peores.

El cliente que no disponga de coche puede venir aquí sin problemas. A dos minutos tiene la estación de autobuses con servicios a todo el norte de España y la estación de tren con frecuentes servicios hacia Santander.

En cuanto a los tratamientos termales, son muy asequibles y existen completos paquetes para todos los gustos.

Por un hotel así hay que pasar al menos una vez en la vida y disfrutar de lo que antaño estaba reservado a unos pocos.

HOTEL CON SPA EN TENERIFE


No hace falta ir al Caribe. Estamos en Canarias.




El hotel Jardín Tropical es un vergel, tal y como su auténtico nombre desvela. La arquitectura resulta atrevida y aquí el punto fuerte son las piscinas y la vegetación. Aquí tenemos talasoterapia gratis porque nos ofrecen una piscina con agua salada extraida directamente del mar, con todas sus propiedades (en la que se flota muy bien, por cierto). Las ventajas del mar sin tener que bajar a la playa a coger sitio ni limpiarse la arena ni vigilar las pertenencias ni miedo a las olas ni a las mareas. Todo ello con la temperatura de Tenerife y el sol garantizado de la costa sur en un entorno ideal para familias y con gran seguridad.






Alojarse aquí no es caro. Es posible que haya hoteles más baratos pero no ofrecen ni mucho menos lo mismo. Para empezar el parking es gratis y las habitaciones son de grandes dimensiones; no en todos los sitios pueden decir lo mismo. También nos ofrecen cinco restaurantes para que no tengamos que molestarnos en salir del hotel, con variedad de oferta gastronómica y precios para todos los bolsillos, si es que no nos hemos apuntado a la media pensión. Tres bares temáticos completan la oferta para tomar una copa o un zumo de frutas.

El que quiera jugar al golf lo tiene muy fácil por la abundancia de campos de calidad y también por los asequibles precios que se aplican en la zona.




Nada de piscinas rectangulares, cuadradas, ovaladas o circulares. En el jardín tropical se ha logrado una bellísima integración en el paisaje y el resultado es impactante. El hotel cuenta con un spa sencillo y barato, además de un gimnasio, pero lo que destaca especialmente es su Tropical Wellness, en el que abundan los tratamientos de salud y belleza, en los que por supuesto aparece el aloe vera como cosmético. En el Spa podemos tomar un muy recomendable baño turco con su consiguiente ducha fresca para luego pasar un buen rato en la sauna finlandesa y coronar la experiencia en el jacuzzi. En conjunto el hotel Jardín Tropical es casi un spa al aire libre y gratuito. En cuanto a los tratamientos, recomiendo regalar alguno a la pareja porque andan baratos respecto de la península.

Toda la información mucho mejor detallada y reservas online en http://www.jardin-tropical.com

EN LA PUERTA DE GALICIA


A medio camino entre Puebla de Sanabria y Verín se encuentra la localidad orensana de A Mezquita, con salida propia desde la autovía que une Madrid con Vigo y Santiago de Compostela. Por ahí he pasado muchas veces desde los tiempos en que sólo había una carretera nacional, la cual puede ahora usarse para el turismo porque se halla en un excelente estado. Justo aquí se halla el nuevo hotel Vilavella Spa, que lleva muy poco tiempo inaugurado, tanto que todavía huele a nuevo y proporciona la misma sensación que cuando se entra en un coche a estrenar. Esto es turismo rural pero con diseño de vanguardia, con paisajes 100% auténticos y el acceso a la civilización muy a mano. Una cosa es perderse y otra no encontrarse.


El hotel se encuentra en promoción especial de apertura y de momento obsequian con el Spa a los clientes alojados. Toda vez que se trata de un hotel de dimensiones muy humanas y sólo hay 26 habitaciones, sobra espacio en el Spa, no como en ciertos grandes hoteles de más de cien habitaciones donde hay aglomeraciones. Obsérvese que también se ha cuidado mucho el interiorismo del Spa.



Los dormitorios son de esos que muchos copiarían para hacer el mismo en casa. Los hay de varios tipos pero sin excesivas diferencias de precio. Las habitaciones menos baratas, que no las más caras, disponen dos plantas y jacuzzi, que es una gozada para tener un detalle con la pareja.


Aquí una pareja puede dormir, desayunar y bañarse una tarde en el Spa por sólo 90 euros, que ya es un buen precio en los tiempos que corren. El que no esté alojado puede aprovechar la oferta de menú en el restaurante y circuito termal por 25 euros, es decir, menos de lo que cobran sólo por el Spa en muchos sitios. Ojo porque si vamos sólo a comer o cenar y disfrutar del agua igual nos apetece quedarnos y a lo mejor está completo el hotel. Por descontado que aquí se come muy bien; estar en Galicia tiene estas cosas. El restaurante sirve cocina muy gallega con un toque de modernidad.

Al Hotel Spa Vilavella podemos ir para escapar de todo, para hacer turismo rural por la zona, para acercarnos a las ciudades portuguesas de Chaves y Bragança visitar el lago de Sanabria o símplemente para disfrutar del hotel en sí.
A los viajeros que transiten en dirección a Galicia les recomiendo hacer un alto en el camino para descansar y dormir en condiciones durante las largas rutas, sin tener que parar en uno de esos impersonales hoteles de carretera. No es plan de llegar a destino a las tantas de la madrugada. En el hotel Spa Vilavella tenemos parada y fonda de lujo a precios de amigo.
Toda la información y reservas en http://www.hotelspavilavella.es

BALNEARIO DE PANTICOSA. HUESCA.



Todo el mundo ha oído hablar de Panticosa alguna vez, ya que su fama deriva de la práctica de los deportes de invierno, pero hubo un tiempo en el que aún tenían más fama sus aguas termales. El balneario de Panticosa tuvo tiempos de gloria entre 1850 y 1950 para luego ir perdiendo un prestigio que ahora recobra y aún más a lo grande que en sus orígenes. Estamos hablando de uno de los centros termales más prestigiosos de Europa que vuelve por sus fueros.


El lugar impresiona como pocos. Nos hallamos a más de 1600 metros de altitud en pleno Pirineo de Huesca, dentro de un entorno natural privilegiado y mágico por la imponencia de las montañas. Pues bien, aquí tenemos un balneario renacido de sus cenizas y un hotel con el glamour y el encanto que en estos tiempos tanto escasean, todo ello en el marco de un circo glaciar, ahí es nada...


Cuando veo un edificio así ya sé que estoy en una zona de aguas termales mineromedicinales. La elegancia de la fachada recuerda a los grandes balnearios de Budapest, Scuol, Baden-Baden, Vichy, Evián, Vidago o Karlovy Vary. Aquí se viene "a baños", como se decía antiguamente, pero también a esquiar o a disfrutar de la naturaleza en estado puro.


Y como la tradición no está reñida con la modernidad, las instalaciones se han reformado y adaptado al tercer milenio con una arquitectura impactante y moderna a la par que respetuosa con el lugar.



El Balneario de Panticosa cuenta con un Spa llamado Termas de Tiberio, y es que ya los romanos conocieron de primera mano las propiedades del agua. Por cierto que son aguas hipertermales que manan a 50 grados de temperatura y están especialmente indicadas para problemas de reumatismo, piel, vías respiratorias, aparato digestivo, riñón e hígado. Las aguas son calificadas científicamente como aguas sulfuradas, sulfatadas, cálcicas, sódicas y magnésicas ligeramente radiactivas, lo que recuerda a las del lago de Heviz en Hungria. Además del Spa tendremos la opción de recibir tratamientos especializados. Ojo porque esto es agua termal de verdad y no del grifo calentada.

El balneario nos ofrece el Hotel Continental, de cuatro estrellas, reluciente y flamante, decorado con tonos vivos y alegres y un estilo modernísimo. Los precios no son nada altos y una pareja puede dormir aquí por 100 euros incluyendo desayuno, lo que anima bastante. Hoy en día las distancias ya no son lo que eran y el AVE hace que tanto Madrid con Barcelona estén a tiro de piedra de Huesca, donde se puede alquilar un coche si no queremos ir directamente desde casa en automóvil. Francia está justo al lado y casi se puede tocar con la mano.

Aquí tenemos incluso un espectacular campo de golf de alta montaña, toda una gozada. En el Balneario acaba la carretera y se repira un ambiente de paz muy cerca del cielo. El que quiera esquiar tiene Candanchú y Formigal a pocos minutos. Por si fuera poco el hotel tiene Casino propio con buenos espectáculos y como buen detalle se ofrece el acceso a internet gratis, como debe ser.

Naturalmente el hotel Continental cuenta con un buen restaurante a precios asequibles. Faltaría más.

Toda la información en la web oficial del Balneario de Panticosa

http://www.panticosa.com/, con reservas online a bajo precio.



La fachada del balneario, de estilo muy actual.


El impresionante edificio del Balneario por la noche, todo un espectáculo de luz.

SPA DEL VINO EN RIBERA DEL DUERO



El hotel Arzuaga se encuentra a media hora de Valladolid en dirección a Soria, concretamente en Quintanilla de Onésimo y cerca de Peñafiel. Para que nos hagamos una idea, a principios de los años 80 aquí no había nada de nada y ahora nos encontramos con las famosas bodegas Arzuaga y un gran hotel de cinco estrellas. Por no haber no había ni viñedos y ahora se producen excelentes vinos de lujo a precios muy contenidos, con denominación de origen y una calidad superior. Nos hallamos en la ya mítica Ribera del Duero.

Ojo porque el hotel ya no es el que era y ha crecido con una espectacular renovación que le convierte en un referente turístico de la provincia y de la comunidad autónoma. Por una parte cuenta con un enorme Spa y además con tratamientos exclusivos como el Wine Massage Spa, entre otros.


En el Arzuaga todo es grande y el hotel cuenta con su propia finca repleta de fauna de lo más variado, con ciervos, jabalís y muflones. 

La visita a las bodegas Arzuaga es uno de los puntos interesantes de la estancia, sobre todo para los aficionados al vino y también para quienes quieran conocer el proceso de elaboración de los caldos. Hay una interesante serie de programas especiales temáticos que ofrecen recorridos por la finca, además de visitas guiadas al Museo del Vino de Peñafiel o las bodegas Yllera.
Hay que destacar que la producción de Arzuaga abarca tintos, blancos y rosados. Estamos en el mejor lugar posible para degustarlos. En la cafetería nos los venderán incluso por copas y en la tienda los hay todos a buen precio, ideales para regalar o regalarse uno mismo.

Las nuevas habitaciones tienen un diseño atrevido y moderno. El equipamiento es el que cabe esperar en un hotel de esta categoría. Hay carta de almohadas a disposición de los huéspedes y un baño con variadísimo lote de productos de acogida. Los clientes que han pasado por ahí dicen que la insonorización es brutal y nunca antes experimentada. Los materiales de las habitaciones son de primera calidad, elegidos con un gusto soberbio y mantenidos con inmaculada limpieza.

¿Cuánto cuesta dormir aquí? No tanto como el lector pensaba. Por unos 155 euros tenemos derecho a habitación doble con desayuno especial a la carta (pides lo que quieras y te lo traen recién hecho, como en un palacio si eres el marqués). Se comenta que el restaurante es bastante bueno y los precios muy contenidos, en la misma onda que otros con mucha menos calidad. Mi experiencia personal fue óptima con el pincho de lechazo, toda una especialidad de la zona.

En el Spa nos facilitan el albornoz y nos regalan las zapatillas y el gorro. El precio es de 40 euros y se puede estar hasta 3 horas en él, desde las 10 de la mañana hasta las 10 de la noche. De lunes a jueves compensa de largo hacer un tratamiento y nos regalarán el acceso al Spa. Los tratamientos son muy apetecibles y nada caros.



Finalmente recomiendo echar una ojeada a este video que lo explica todo inmejorablemente.



Lo que hace al Spa diferente de otros es su apertura hacia el exterior, evitando la estética de bunker que tanto abunda. Desde las piscinas estás observando los viñedos y jardines del hotel.

Ojo porque si procedemos de Valladolid no hay que entrar al pueblo de Quintanilla de Onésimo, ya que al hotel se accede directamente desde la nacional 122. Desde Madrid podemos acercarnos al hotel Arzuaga a través de la autovía Segovia-Valladolid, saliéndonos en Cuéllar y siguiendo hacia Peñafiel para tomar ruta a Valladolid.

Text Widget

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...